Cagatió de Nadal, una dulce tradición

Pasada ya las fiestas de Halloween y la castañada, nos preparamos para las Navidades!. La fantasía y la magia se apoderan de nuestros hogares para hacernos volar y disfrutar con sus historias de papa noel, sus renos, pesebres, arbolitos, luces!. Y por ello, queremos contarte la fascinante tradición asentada especialmente en Cataluña, de un simpático tronquito de madera!

Galleta de Cagatió

Se decía que las familias que vivían en las zonas rurales, siempre tenían troncos de madera para calentar sus casas durante el invierno y así no pasar frío. Es por ello, que para compartir y divertirse con sus pequeños, a partir del 1 de Diciembre, sus hijos elegían el que más le gustaba para darle vida, poniéndole los ojitos, nariz, boca, una bonita barretina, dos patitas de madera… Dando como resultado el cagatió de Nadal!

Todo los niños tenían que abrigarle muy bien durante la noche para que no pasara frío y dejarle comida antes de irse a la cama para que fuera engordando…

Cagatió

El 24 de Diciembre después de la misa de gallo, los niños se juntaban alrededor del tió y con unas varas de madera y le pegan cantando:

“Caga tió, neules i torrons…”

Luego de pegarle, debajo de la manta «caga» esa comida transformada en dulces, turrones y neulas que luego se irían comiendo durante toda la Navidad.

Con el paso del tiempo, la tradición del cagatió se ha ido modificando, en algunos hogares, en vez de cagar los dulces, caga los regalos que han pedido los niños…

Una vez acabadas esas fiestas, lo queman en la chimenea como ofrenda y para dar paso al que harán en las Navidades del próximo año.

Tarta de Cagatió

Pero y si cambiamos la tradición y a parte de pegarle para que cague regalos, también lo hacemos cómo tarta para poder comérnoslos de postre? Mmmmmmm o simplemente hecho en galleta para ser la delicia de los mas pequeños de la casa? Eso es lo que más nos gusta, que disfrutes como nosotros de lo que hacemos, porque todo ha de ser bonito por fuera y rico por dentro!

Deja un comentario